Inicio > Diarios > Proyectan organismo autónomo para reactivar el Centro Histórico

Proyectan organismo autónomo para reactivar el Centro Histórico

Entrada al parque Agua Azul. La zona de esta área verde también es una prioridad para los planes de desarrollo de 2013.

  • Fideicomiso de la Ciudad de México, modelo a seguir

Hay deterioro general y necesitamos una autoridad que atienda y coordine todo bajo una organización institucional y financiera: Coplaur

GUADALAJARA, JALISCO (10/DIC/2012).- Con el propósito de que exista una figura que impulse el Centro Histórico de Guadalajara, la Comisión de Planeación Urbana (Coplaur) analiza una nueva normatividad. “No hay una autoridad que coordine a todas las áreas de intervención municipal, como seguridad, obras, limpieza y servicios”, explica su titular, José Luis Valencia Abundis. En el Centro “hay deterioro social, desvalorización del suelo urbano, migración intraurbana y baja calidad de vida. Hay deterioro general y debemos revertir esas inercias con una autoridad que atienda y coordine todo bajo una organización institucional y financiera”.

Los proyectos de Ciudad Creativa Digital y la creación de un corredor cultural en la zona del Agua Azul representan una oportunidad para consolidar la nueva figura en el Centro Histórico.

“Necesitamos una autoridad que atienda y coordine, pero que vigile todo lo que sucede. Nos confundimos en la parte de quién autoriza qué. Éste es el Centro Histórico más grande de América Latina, entonces algo no está bien. Como zona patrimonial es un área amplísima y tenemos que revisar esa parte. Debemos concentrarnos en el Polígono A”.

Valencia Uribe afirma que los propietarios de fincas están dispuestos a participar. “En la Plaza Universidad se planteó un proyecto y lo importante es rescatar esos espacios públicos. Debemos acomodar todo esto en una reglamentación, con una sola autoridad; por eso buscamos un modelo similar al Fideicomiso de la Ciudad de México: replicarlo nos ahorraría mucho tiempo porque ellos han transitado muchos años buscando las fórmulas y es un buen referente que puede funcionar en Guadalajara”.

La intención es que esta nueva figura también tenga atribuciones en materia de vialidad y medio ambiente. Éste es un tema importante y la reorganización de las más de 150 rutas de transporte público que cruzan diariamente el primer cuadro tapatío es urgente, de acuerdo con Carlos Ramírez Castro, director del Patronato del Centro Histórico, quien apunta que una de las prioridades es la eliminación de las terminales o paradas informales en el primer cuadro.

El Patronato identifica 35 terminales que afectan la vialidad y la imagen urbana. Por el Centro tapatío circulan 60% de las rutas de toda la ciudad; ello precisa la complejidad de este problema de movilidad metropolitano.

En resumen, los principales problemas en las calles céntricas son la falta de estrategias y planeación del transporte público, la carencia de una señalización adecuada, la falta de jerarquización entre los medios de transporte, la ineficiencia e insuficiencia en la oferta de estacionamiento y la resistencia a los cambios por parte de sectores sociales.

El modelo a reproducir

El Fideicomiso de la Ciudad de México tiene entre sus funciones promover, gestionar y coordinar ante particulares y las autoridades competentes la ejecución de acciones, obras y servicios que propicien la recuperación, protección y conservación, buscando la simplificación de trámites. También puede constituirse por tiempo determinado para realizar acciones de administración e inversión, promueve y gestiona recursos y apoyos financieros a favor de los propietarios, promotores, arrendadores, ocupantes, prestadores de servicios o usuarios de inmuebles, y diseña acciones y proyectos específicos para el mejoramiento, entre otras funciones.

Valencia Abundis explica que este proyecto y el nuevo plan maestro de infraestructura metropolitana son las prioridades para la presente administración. “El resumen es que Guadalajara tiene una capacidad de soporte, no más. Tiene limitantes como una infraestructura hidráulica de más de 50 años, de más 60 años en algunas partes, por lo cual está caduca. Nuestras políticas urbanas deben ir en función de eso; como capacidad de soporte estructural debemos ver dónde podremos tener futuros desarrollos porque se necesita una reposición hidráulica total. Si hablas con expertos en el tema te dirán que, si vas a desarrollar un polígono de cinco o 10 hectáreas, las obras de infraestructura deben ser de mayor superficie, sobre todo si está cerca una zona inundable. Por eso tenemos que hacer el plan maestro de infraestructura, que no existe. El SIAPA actúa en función de zonas, tiene información y es la dependencia con más información, pero no planifica… esto es trabajo de los ayuntamientos. Por eso todos los municipios debemos entrarle. Como ciudad traemos un gran rezago de colectores, se construyeron cuando la ciudad era otra; hoy requerimos colectores para 4.5 millones de habitantes, en zonas con alto grado de inundación”.

—¿Por qué no hay referente de este plan maestro?

—Así como no hay un plan estratégico para la ciudad, debemos hacer un plan maestro de infraestructura. Junto con el de movilidad, es uno de los pendientes importantes. Ya es tiempo de pensar como una ciudad sin límites, se tienen que coordinar los ayuntamientos para tomar decisiones. El Instituto Metropolitano de Planeación todavía se debe precisar cómo trabajará, deben buscar las fórmulas de entendimiento y coordinación.

FRASES

Necesitamos una autoridad que atienda y coordine, pero que vigile todo lo que sucede. Nos confundimos en la parte de quién autoriza qué. Éste es el Centro Histórico más grande de América Latina, entonces algo no está bien

Así como no hay un plan estratégico para la ciudad, debemos hacer un plan maestro de infraestructura. Junto con el de movilidad, es uno de los pendientes importantes. Ya es tiempo de pensar como una ciudad sin límites, se tienen que coordinar los ayuntamientos para tomar decisiones

OTRO PROBLEMA
El efecto del despoblamiento

La Zona Centro es la que más padece los efectos de este despoblamiento desde 1990, que trae consecuencias como la pérdida de capital humano, la reducción en recaudación impositiva de la autoridad, el deterioro de la infraestructura urbana y el impacto en la prestación de servicios, como la salud, para el grupo creciente de adultos mayores.

La tasa de crecimiento de viviendas en Guadalajara tiene un saldo negativo en el periodo 2005-2010. Es más, su población disminuyó 156 mil habitantes en los últimos 20 años.

Anuncios
Categorías:Diarios Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: