Inicio > Diarios > Agua gratis como derecho humano, propone experto

Agua gratis como derecho humano, propone experto

 

2012-04-08 • IMPRESO CIUDAD Y REGIÓN

Se debe distinguir el agua para la vida del agua como negocio; la segunda debe pagarse bien, pero hay grandes oportunidades con el reuso, afirma Rodrigo Flores, investigador del ITESO.
Una tarifa de agua que concilie el derecho humano recién establecido en el artículo cuarto de la Constitución Política mexicana, con la necesidad de que los organismos operadores tengan salud financiera, podría partir de otorgar agua gratuita universal al uso doméstico por 40 o 50 litros diarios, y a partir de allí, una estructura integral de cobros que sostengan el sistema completo.

Esta propuesta ha sido presentada por el investigador del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de occidente (ITESO), Rodrigo Flores Elizondo, en el seno del Consejo Consultivo del Agua, entidad conformada por las universidades y centros de investigación en la materia, que asesoran las políticas públicas de la Comisión Estatal del Agua (CEA).

Flores Elizondo destaca que su planteamiento se inspira en la clasificación del Premio Goldman europeo, Pedro Arrojo Agudo, experto en sistemas públicos de agua; no se debería temer la entrega gratuita porque eso permite un padrón muy amplio y controles rigurosos con micromedición, además de cobrar el agua a precios reales a partir de la cuota máxima fijada. Otro aspecto es que se debe modernizar el sistema operador del agua (en este caso, el SIAPA de Guadalajara) para que aproveche realmente las aguas tratadas y saque de circulación agua potable en procesos en que no se le requiere, de manera que rinda para el destino comercial y doméstico.

“Para que el agua sea un derecho explícito, hay que ver cómo le está yendo a los grupos vulnerables y marginados; una cantidad mínima suficiente para el consumo personal domestico, así como para prevenir enfermedades, y de ahí el servicio debe ser suficiente, regular, sin largos trayectos de tiempo de espera, con estrategias y planes de acción, con indicadores para evaluar los planes de distribución, y la distribución equitativa”, pone en relieve.

No se casa con la idea, pero cree que es buena y práctica. También se podría establecer mecanismos de detección de las personas pobres al estilo de Oportunidades, para dar el agua gratuita completa sólo a los que la necesitan, “y no ayudar al medio pobre o al rico que se hace pasar por pobre, como sucedía hace 20 años con los programas de pobreza; esto podría ser también un mecanismo eficiente, y quizás salir mas caro que un descuento, entonces hay que estar preparados para proponer, si está muy complejo y muy caro el mecanismo selectivo, pues qué tal si le damos a todo mundo una cantidad mínima, sólo es cuestión de hacer las cuentas, para ver qué nos sale mejor, quién paga los costos, el uso sustentable, y respetar los costos del ciclo completo, el natural, no sólo el ciclo económico de la operación”.

Alude a su maestro, Pedro Arrojo: “Ya dijo que el agua no se puede meter en la misma cubeta, donde se usa el agua doméstica, con la de la vida, la de los negocios, la de usos públicos, esa hay que dividirla, y darle distintas consideraciones, incluso de tarifas […] discutimos mucho el valor económico del agua, y si habría que regalarla, y normalmente no, pero en casos extremos sí, y habría que recuperar los costos, y si es agua a negocios tendría que ser un insumo, porque no le regalamos la madera al carpintero, entonces por qué les vamos a regalar el agua, si con esa están haciendo negocio, entonces se manejan distinto”.

El académico también criticó la política de traer más agua para la ciudad sin haber reordenado la casa, sin establecer la racionalidad de los consumos y sin mejorar la infraestructura.

“Hay que establecer las prioridades, no nada más traer montones para Guadalajara, como cuánta y para qué, y qué pasa con los grupos vulnerables y marginados, con los terceros implicados del agua que queramos traer para Guadalajara; por ahí dijeron de Temacapulín, que es un lugar que queremos inundar, y tendríamos que preguntarnos si nos la merecemos, si no podemos hacer otra cosa, y puntos a garantizar, litros al día, que ha sido una discusión paralela al derecho al agua; el Pacific Institute de California es el que más convincentemente ha hecho un estudio esquemático, y propuso 50 litros por habitante, y dice cómo se gastan esos litros; la Organización Mundial de la Salud propone un tramo intermedio de 80 litros al día para prevenir enfermedades, yo creo que 150 litros que establece la ONU son suficientes para una persona…”.

Los detalles. El artículo cuarto constitucional, en sus párrafos cuarto y quinto, cuya reforma se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 8 de febrero de 2012, señala: “Toda persona tiene derecho a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar. El Estado garantizará el respeto a este derecho. El daño y deterioro ambiental generará responsabilidad para quien lo provoque en términos de lo dispuesto por la ley”.

Además, “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. El Estado garantizará este derecho y la ley definirá las bases, apoyos y modalidades para el acceso y uso equitativo y sustentable de los recursos hídricos, estableciendo la participación de la federación, las entidades federativas y los municipios, así como la participación de la ciudadanía [sic] para la consecución de dichos fines”.

El Congreso de la Unión contará con un plazo de 360 días para emitir una Ley General de Aguas que abarque estos conceptos.

Para el académico, es claro que la prioridad son grupos vulnerables y marginados, con volúmenes a garantizar que resuelvan el “trilema” de derechos humanos contra eficiencia y sustentabilidad, lo que incluye mecanismos selectivos factibles que no pierdan de vista la importancia del uso sustentable, y por ende, reflejar los costos del ciclo completo (natural) y la escasez regional.

De este modo, serían, en el caso del uso doméstico, tarifas escalonadas: de cero a 50 litros diarios, agua gratuita o subsidiada; de 51 a 100 litros, agua al costo (C); de 101 a 150, doble de C, y de 151 a 200 litros, triple de C.

Se deben sumar más factores al costo actual: bombeo, personal, químicos, mantenimiento. Se debe plantear la recuperación de los acuíferos y ecosistemas, y con otros usos, balancearlos económicamente como lo propone Arrojo (ver recuadro anexo); es decir, distinguir y regular usos y volúmenes que incluyan escalones altos, reutilización, subasta, concluye el experto del ITESO.

Claves
La ruta del derecho humano al agua

►1948 Declaración Universal de los derechos del hombre

►1966 l Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC)

►2010 Derecho Humano al Agua por la ONU, con votación dividida

►2011 Derecho al Agua en México: diputados, senadores, Congresos estatales, con votación unánime, se decreta el 18 de enero de 2012 y se publica el 8 de febrero en el Diario Oficial de la Federación

►Implicaciones del Derecho Humano al Agua, según el doctor Miguel Carbonell, UNAM:

►Garantizar a todos, pero especialmente a grupos vulnerables y marginados, el acceso a una cantidad esencial mínima suficiente para el consumo personal y doméstico, así como para prevenir enfermedades. El servicio debe ser suficiente, regular y que no implique largos trayectos o tiempos de espera

►Adoptar y aplicar una estrategia y un plan de acción nacionales para toda la población; programas específicos para grupos vulnerables marginados; y medidas especiales para prevenir, tratar y controlar las enfermedades asociadas al agua

►Establecer indicadores y niveles de referencia para evaluar los avances. Vigilar el grado de realización o de no realización del derecho al agua. Velar especialmente por una distribución equitativa

Fuente: investigación de Rodrigo Flores, ITESO

Postura de Pedro Arrojo

►Distinción de 4 categorías según los usos:

►Agua para la vida: funciones básicas para la vida tanto para los seres humanos como para la naturaleza. Prioridad. Estos montos deben ser garantizados

►Agua-ciudadanía: actividades de interés general. Funciones de salud, abasto domiciliario. Recuperar costos

►Agua-negocio: funciones económicas legítimas en actividades productivas. Costo como insumo

►Agua-delito: negocios ilícitos (aún al margen de la ley). Extracciones abusivas, vertidos inaceptables. Evitar y perseguir

Agustín del Castillo • Guadalajara

Anuncios
Categorías:Diarios Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: