Inicio > Diarios > Bosque de arce, la reserva insuficiente

Bosque de arce, la reserva insuficiente

 

2012-03-18 • IMPRESO CIUDAD Y REGIÓN

Semades busca que la Conafor y la Semarnat detonen proyectos de protección en todo el macizo de Cacoma, para dar viabilidad al pequeño parque estatal.

La estrategia de protección de los bosques templados, nubosos y tropicales de la sierra de Cacoma es insuficiente con el parque estatal Bosque de Arce, en Talpa de Allende, que no tiene más de ocho mil hectáreas (ha) y es la versión más reducida de un esfuerzo de protección cuya primera propuesta era de 56 mil ha, y fracasó.

De este modo, la entidad responsable de la propuesta actual, la Secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable (Semades), espera que en el ámbito federal, los apoyos que se están dando para frenar la deforestación de la costa, arrojen resultados en ampliar los usos económicos acordes con la preservación de los valiosos ecosistemas de la zona, dijo el director de recursos naturales de la dependencia, Antonio Ordorica Hermosillo.

“La propuesta como parque estatal es un complemento más que contribuye a una visión más regional, para tener un corredor que asegure la conservación y el uso sustentable de los bosques; la Comisión Nacional Forestal (Conafor) trae el mecanismo REDD+ (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación más el componente social, de la cumbre de Cancún contra cambio climático) en cuencas costeras; también se da el fondo patrimonial de biodiversidad, que está enfocado a esta parte de los bosques de Cacoma, que se conecta con Manantlán al sur y el bosque de arce al norte, entonces este mecanismo nos da una estrategia mucho más real, con una visión de aprovechamiento sustentable, pero que se vaya conservando el patrimonio de la biodiversidad que se tiene en esta región”, afirma.

—¿Cómo operarán el tema del fondo patrimonial?

—Salvador Anta, de la Conafor, comentó que están por abrirse las convocatorias de este fondo patrimonial, así como las convocatorias para el mecanismo de REDD+, entonces es una oportunidad para las comunidades y ejidos de concursar en estos esquemas, dado que es una prioridad de la Conafor de las cuencas costeras, de que entren a esquemas de conservación y de un aprovechamiento forestal sustentable, que es una visión que coincide totalmente con la que tenemos como Semades, en el área protegida.

Ordorica Hermosillo consideró necesario impulsar la participación “de la gente de Talpa, de quienes tienen hoteles, y de trabajar con la UdeG en un mecanismo de pago por servicios ambientales; ese reconocimiento de los servicios ecosistémicos, de los que están recibiendo los beneficios, de la gente que va a estos lugares por la belleza escénica, o por el turismo religioso, que es parte del atractivo de estos lugares, y que esto se vaya reflejando en un mecanismo local para beneficiar a los dueños y poseedores”.

—La declaratoria está ya muy avanzada, ¿se modificó la zonificación para quedar bien con todos?

—Recuperamos en un principio el estudio justificativo y la propuesta de programa de aprovechamiento que estaba muy restrictivo, y cuando vimos ya como secretaría el análisis del programa y entramos formalmente al proceso de consulta pública, al tener mayor acercamiento con los actores locales, nos dimos cuenta de que la zona de entrada es toda una región de aprovechamiento forestal bien hecho, entonces por qué restringir lo que se hace bien…

—Pero la duda brinca, más que por lo forestal, por el tema de la ganadería, ahora en toda la reserva se va a poder tener ganado…

—En términos generales está puntualizado levantar registro de quiénes son los que tienen ese ganado, en dónde, y cuáles son las tasas de aprovechamientos de los hatos, para restringirlo y que no se afecten los renuevos del bosque.

El funcionario dice que los trabajos de consulta están en fase final, y espera que en cuestión de meses se tenga ya la declaratoria. Hay intención de que nazca con presupuesto y operación, y es parte de lo que todavía se negocia.

Claves
Más datos

►El Bosque de Arce se ubica en el municipio de Talpa de Allende, Jalisco, y mantiene el mejor relicto de arce de azúcar que hay en México, superviviente de las últimas glaciaciones, en medio de un mundo tropical

Superficie: Talpa, 6,318.95 hectáreas (ha); Tomatlán, 1,441.91 ha; Atenguillo, 118.87 ha; total: 7,879.74 ha

►Cambios en la zonificación del parque

Propuesta original: ganadería y aprovechamientos forestales restringidos; cinco zonas núcleo; zonas de recuperación con actividades restringidas

Propuesta actual: ganadería permitida; aprovechamientos forestales sólo restringidos en las tres zona núcleo; aumento de la subzona de aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, y sin zonas de recuperación

►Consejo Asesor del parque. Integrado por un presidente, un secretario técnico y un representante por cada una de las siguientes instituciones y organizaciones: ejidos y pequeños propietarios, autoridades municipales, autoridades estatales relacionadas con la conservación y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, instituciones académicas o centros de investigación ubicados en la región relacionados con la conservación, organizaciones no gubernamentales con reconocida experiencia en las tareas de conservación, organizaciones regionales de carácter social y privado vinculadas con la conservación y manejo de recursos naturales

Agustín del Castillo • Guadalajara

Anuncios
Categorías:Diarios Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: