Inicio > Diarios > A prueba, el marco legal del Consejo de Colaboración

A prueba, el marco legal del Consejo de Colaboración

 

La zona de los templos de San Francisco y Aranzazú sería la primera a intervenir con un proyecto del Consejo de Colaboración.

  • El PAN en Guadalajara ofrece disposición para revisarlo

Los nuevos reglamentos estarán bajo supervisión de todos los participantes, asegura el coordinador de los regidores del blanquiazul; la meta será garantizar que el organismo recupere la autoridad que tuvo hace décadas

GUADALAJARA, JALISCO (06/MAR/2012).- El marco normativo que creó el Ayuntamiento de Guadalajara para reactivar al Consejo de Colaboración Municipal, en el que confluyen las autoridades y los grupos empresariales y civiles para emprender en conjunto proyectos urbanísticos, será puesto a prueba durante sus primeras sesiones para constatar que privilegia a su naturaleza ciudadana por encima de la gubernamental.

El retorno de este organismo es un proyecto anunciado por empresarios y arropado por el Ayuntamiento tapatío, y que podría arrancar con la creación de una glorieta en la zona de los templos de San Francisco y Aranzazú, en el Centro Histórico, como informó esta casa editorial en su edición de ayer.

La fracción del PAN en Guadalajara, en voz de su coordinador, Ricardo Ríos Bojórquez, expresó ayer su confianza por que el andamiaje reglamentario aprobado recientemente sirva de soporte a la iniciativa empresarial y civil para la concreción de intervenciones exitosas en la ciudad. De no ser así, adelanta, el Ayuntamiento debe proceder de inmediato con reformas, para que el Consejo, como se espera, llegue a ser tan importante como en otras décadas.

“Creo que en este caso sí (se privilegia la perspectiva ciudadana dentro del Consejo), pero insisto: creo que, como en toda creación dentro de un reglamento, es necesario que se pueda poner a prueba, y nosotros tendremos que valorar si es lo más adecuado”.

Si el Consejo de Colaboración Municipal de Guadalajara tuvo su mayor vigor en el periodo comprendido entre los años cuarenta y ochenta del siglo pasado, entonces han pasado más de 30 años en los que se fue diluyendo esta filosofía que, a decir de Ríos Bojórquez, tenía fincado su éxito en la confianza que caracterizaba a la relación entre las instancias gubernamentales y las empresariales.

Ahora que revive el Consejo, “es necesario que lo podamos analizar ya constituido y ya operando, ése será el gran reto. En este momento creo que aportamos  grandes cambios en la estructura y para la participación de los organismos (dentro de él): quedó gente de la Universidad de Guadalajara representada, pero creo que todavía debemos ponerlo a prueba y, si fuera necesario, realizar de urgencia las modificaciones que fueran pertinentes”.

El coordinador del PAN tendrá la oportunidad de evaluar desde dentro del Consejo si su concreción y funcionamiento coinciden con lo esperado desde su concepción plasmada en la norma: al ser presidente de la Comisión de Obra Pública de Guadalajara, tendrá uno de los asientos del mismo.

¿Puede entonces el Consejo de Colaboración Municipal volver a adquirir la relevancia que alguna vez tuvo para el desarrollo de la ciudad de Guadalajara? Para eso, opinó Río Bojórquez, “será necesario volver a tener confianza de los organismos gubernamentales con los organismos ciudadanos o de participación ciudadana y, a su vez, desde los organismos empresariales, porque creo que ese papel (del Consejo) se fue perdiendo cuando la confianza se fue dañando día con día”.

La intención sería que “realmente estos organismos empresariales y de la sociedad civil sean los que puedan impulsar los proyectos. Solamente de esa forma podrá tener la relevancia que nosotros estamos esperando”.

Se combinará con instancias ya existentes, afirma
Diputada recomienda a otros municipios que sigan el ejemplo

Revivir al Consejo de Colaboración Municipal, organismo de participación pública y privada para las obras públicas en Guadalajara, permitirá incrementar los trabajos de infraestructura en la ciudad, opinó, al celebrar la idea, la diputada Olga Araceli Gómez Flores, presidenta de la Comisión de Asuntos Metropolitanos del Congreso del Estado.

“Celebro que resurja el Consejo, he abogado por ello; se trata de la participación ciudadana y la acreditación de los proyectos en cuanto a las obras públicas”, dijo la diputada perredista. “Nos hemos quejado de que en muchas obras se entregan a constructores y empresarios que no pertenecen a nuestro Estado;  sé que ya fueron restauradas las facultades de dicho Consejo de Colaboración y que se tienen buenos recursos para el plan arquitectónico de un primer proyecto”.

De hecho, según la diputada, el trabajo de este consejo no tendría que contraponerse con el trabajo de organismos como el Instituto de Colaboración Metropolitana, así que llamó a otros municipios a seguir el ejemplo de Guadalajara.

“La ciudad necesita —y muchos municipios, al menos los más metropolitanos— apostarle a obras públicas que recuperen espacios públicos, obras que permitan nuevas opciones de sistemas de transporte y por ende, mejor movilidad”.

Gómez Flores dijo que están a la espera de que el Ayuntamiento de Guadalajara envíe una iniciativa para descongestionar el primer cuadro, con un reordenamiento del transporte público y privado.

Anuncios
Categorías:Diarios Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: