Inicio > Diarios > La ZMG no podrá sanear todas sus aguas negras

La ZMG no podrá sanear todas sus aguas negras

La zona metropolitana de Guadalajara seguirá contaminando el río Santiago aún con la entrada en operación de las plantas de tratamiento de El Ahogado, en este 2012, y de Aguaprieta, en 2013, porque el gobierno del estado no estableció presupuesto para construir el colector que captaría las aguas negras que escurren hacia la barraca por los arroyos San Gaspar, Osorio y San Andrés.

Hasta ayer, el discurso oficial había sido que Guadalajara sanearía 100 por ciento sus aguas residuales al ponerse en marcha las dos plantas de tratamiento con capacidad para limpiar, entre ambas, once mil litros por segundo, pero la falta del túnel-colector, llamado oficialmente “interceptor oriente”, implicará que no lleguen a Aguaprieta alrededor de dos mil litros por segundo y que se vayan directos al río Santiago sin limpieza alguna, aceptó Ricardo Robles Varela, director de la Unidad Ejecutora de Abastecimiento y Saneamiento de la Comisión Estatal del Agua (CEA).

En una gira para mostrar los avances de obra de la planta de Aguaprieta, la cual va a 52.57 por ciento, el funcionario indicó que ya existe un proyecto ejecutivo del interceptor oriente, que se debe construir en paralelo al Periférico y la barranca, el cual costaría 1,100 millones de pesos que se pagarían 50 por ciento por parte del gobierno del estado y la otra parte por el gobierno federal a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El asunto es que ninguna de las dos partes presupuestó la obra a pesar de que forma parte indispensable del proyecto de saneamiento y abastecimiento de agua para la zona metropolitana de Guadalajara: “Ese túnel está en proyecto, tenemos un proyecto ejecutivo, nada más que estamos sujetos a cuestiones presupuestales; en dado caso, lo construiría la CEA, pero insisto, es un tema presupuestal, […] en este momento, si entrara la planta de tratamiento [de Agua Prieta] a funcionar mañana, estaría tratando alrededor de seis metros cúbicos por segundo porque no estaríamos aportándole lo del túnel”, comentó Robles Varela.

“Esta planta comenzará a funcionar en unos dos años y se sigue viendo el tema presupuestal [para el colector]. El túnel se llevaría de 18 a 20 meses, pero yo no puedo decir ‘dame’, no, se están haciendo gestiones y hay otras obras que se están ejecutando también como parte del sistema, pero pues el dinero no es infinito”.

Además de las descargas de San Gaspar, Osorio y San Andrés, también hay una serie de descargas que irán al río Santiago sin pasar por las plantas de tratamiento provenientes de la zona de Huentitán El Bajo: un fraccionamiento de la empresa Urbi en Tonalá y la colonia Nueva Israel, comentó Robles Varela, porque al estar prácticamente dentro de la barranca, se necesita la construcción de cárcamos de bombeo hacia el túnel interceptor que no existe.

El río Santiago, precisamente en las zonas por donde bajan los arroyos San Gaspar, Osorio y San Andrés, está clasificado como un cuerpo de agua tipo C en la Ley Federal de Derechos, lo que significa que no se puede enviar agua residual al río sin una calidad que sea tan buena como para preservar la vida acuática, clasificación que exigió el gobierno del estado en 2008 al gobierno federal, a lo que accedió la Conagua. Al no cumplirse con esta condición, se aplican multas que el año pasado fueron del orden de 69 millones de pesos, aceptó ayer la CEA. Si bien se espera que baje el caudal de aguas negras por la entrada en operación de la infraestructura de saneamiento, las multas van a continuar por esos dos mil litros sin tratar que se seguirán canalizando al Santiago por la falta del colector en una zona propuesta como área natural federal protegida.

Claves
Saneamiento

• En la zona conurbada de Guadalajara se localizan dos grandes cuencas: Atemajac, asiento histórico inicial de la ciudad, de 419 kilómetros cuadrados, y El Ahogado o Toluquilla, con 518 km2, si se incluye la subcuenca de Puente Grande

• En Atemajac hay diez subcuencas. Al norte de Atemajac existe la cuenca del río Blanco, que atraviesa entre el valle de Tesistán y las montañas de San Esteban, y se encuentra también con creciente ocupación de la ciudad

• Sólo 3 por ciento de las aguas negras de la ciudad se tratan; precisamente el saneamiento parcial que hace el SIAPA en la planta de río Blanco

• El paquete que se construye en la actualidad: dos plantas de tratamiento con capacidad máxima conjunta de 10.75 metros cúbicos por segundo, y pendiente, un túnel colector de ocho kilómetros de longitud

• Aguaprieta, con capacidad de 8.5 m3 por segundo, será la planta de tratamiento más grande de México y la segunda a nivel Latinoamérica, pero comenzará tratando 2 mil litros menos, a falta del túnel colector

Guadalajara • Sergio Hernández Márquez

 

http://jalisco.milenio.com/cdb/doc/impreso/9103131

Anuncios
Categorías:Diarios Etiquetas: , , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: